Sin pretender ser apocalípticos, pero sí comprendiendo que en algunos momentos vamos cual ciegos golpeándonos con los obstáculos que se nos presentan al avanzar en nuestro día a día, es de suma importancia comprender que muchos de nuestros desconocimientos o ignorancias nos llevan a vivir en penumbra y que por lo tanto, la incertidumbre es la que domina nuestros caminos, de allí la importancia de encontrar luces o mejores conocimientos que nos permitan no solo avanzar con más seguridad sino en algunos casos con más rapidez. El mundo en el que coexistimos nos puede hacer creer que es más grande la oscuridad que la luz, pero no podemos perder de vista que la oscuridad solo signfica una ausencia de luz temporal ya que un pequeño destello ilumina grandes extensiones de terreno.

Una perla de Hemingway asegura que “la persona que ha empezado a vivir más seriamente por dentro, empezará a vivir más sencillamente por fuera”.

Cuentan que cuando le preguntaron al predicador al respecto de por qué comparaba la vida del no creyente con una casa sin luz, este dijo: – la mayoría de seres humanos viven buscando bienes de todo tipo para llenar sus casas, incluso en ocasiones algunos se ocupan de tener hijos y una familia para ello, pero pocos se dan cuenta que dichos espacios de vida permanecen oscuros sin la guía de nuestro Creador, por ello caminan a tientas tropezándose con todos esos objetos que aparentemente adquirieron para satisfacer sus ilusiones.

Podemos encontrar en nuestro mercado todo tipo de luces para iluminar nuestros pasos, pero quizá la más importante tiene que ver con encender la llama del conocimiento de nuestro ser interior y con esa luz que toma de la esencia de la Creacion ahora sí poder iluminar nuevos espacios.

El Texto de Textos nos revela en Marcos 13:31, “el cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán”.

Aquí y ahora tenemos la oportunidad de decidirnos por valorar el aprendizaje que nos ofrecen nuestras…                                          COTIDIANIDADES…                                                                                    ¡nos trasformaremos!