Algunos pensamientos que consideramos como nuestros, no lo son realmente, ya que hacen parte de una serie de visiones, reflexiones y creencias que se han consolidado con el tiempo y que heredamos de nuestros ancestros, sin embargo, al apropiarnos de ellos le damos con estos, sentido a nuestras existencias, por lo cual si tenemos pensamientos que nos llevan a considerar que no hay verdaderos propositos para vivir, lo que debemos hacer es revisar todas esas ancestrales reflexiones que nos han venido contaminando y empezar a evacuarlas de nuestras mentes, intentando en ese proceso no hacerle daño a nuestros proximos, lo que quiere decir, hacernos este tipo de lavados cerebrales en el momento y lugar adecuado para que tras dicha renovacion mental, no solo beneficiemos nuestras vidas sino las de aquellos que cohabitan con nosotros.

Una perla anónima nos dice, “el ideal está en ti; más el obstáculo para su cumplimiento también”.

Cuentan que en una cotidianidad la abuela le pidio a su nieta que logrará llegar a la serenidad de su corazón y para ello le explicó: – es lo que sale de la boca de nosotros lo que realmente nos demuestra las impurezas de nuestro ser, ya que realmente dentro de nuestros seres, asi como aceptamos que hay bacterias, tambien hay una serie de moleculas y células maravillosas que nos llaman a vivir plenamente. Todos nuestros pensamientos negativos, inmoralidades, bajos deseos, asesinatos, adulterios, codicias, en fin, maldades se posan en nuestras mentes y las dejamos que alli se alojen, más estas se expresan a través de nuestras palabras.

No es gratuito que se crea que el engaño, los vicios, la envida, los chismes, el orgullo y todo lo que reconocemos como falta de juicio, se alojen en nuestras mentes y adueñen de ellas, por lo que debemos estar muy atentos ya que luego estas, afectan nuestro corazón, ser y por ende nuestras vidas, así que las verdaderas impurezas no son solo las que entran cuando ingerimos alimentos o dañamos el aire que consumimos, sino tambien cuando dejamos que esos pensamientos impuros nos dominen y contaminen.

El Texto de Textos nos revela en Marcos 7:23, “todas estas maldades de dentro salen, y contaminan al hombre”.

Aquí y ahora tenemos la oportunidad de decidirnos por valorar el aprendizaje que nos ofrecen nuestras…                                                            COTIDIANIDADES…                                                                                ¡nos trasformaremos!