Hoy por hoy se habla de diversos significados al respecto de la familia e incluso de diferentes tipos de familia, algunos de los cuales son verdaderamente opuestos a lo que tradicionalmente se sabe de dicho termino, por lo que más allá de oponernos a estos, estamos motivando en estas líneas para que gracias a las visiones universales al respecto de este micro entorno social comprendamos que es ese el núcleo principal en donde nos formamos. Sí, el sitio idóneo para aprender de los valores que necesitamos para nuestro futuro trasegar en nuestras comunidades y por lo tanto, el espacio propicio para crecer como seres humanos fraternales y serviciales. Tengamos muy en claro que es gracias a dicho hogar en donde un ser humano aprende de la importancia de amar y a la vez de cómo lograr una sana convivencia al lado de sus próximos.

Una perla de Seneca afirma que, “es rey quien nada teme, es rey quien nada desea; y todos podemos darnos ese reino”.

Cuentan que cuando el exitoso empresario regresó a su pueblo natal y se encontró a aquel viejo amigo de infancia, intentó ufanarse de sus logros, pero se encontró una hermosa lección dada por aquel humilde hombre al respecto del mayor éxito, el mayor logro, la mayor empresa y el verdadero sentido de la vida: – creo que la familia es el regalo más grande que nos ha otorgado el mismo Creador y por ello debe ser nuestra prioridad de vida, tanto, que debemos cuidarla y protegerla, asumiendo que ella es lo más sagrado que podemos tener y hacer, por lo cual toda mi vida y desde las primeras horas en que asumo mis labores agradezco al Creador por ese núcleo familiar en el cual se han ido fortaleciendo todos los demás lasos fraternales, logrando a través de ella, formarnos para ser mejores seres humanos.

Y es que si comprendiéramos esa máxima y además trabajáramos arduamente para esos fines fraternales seguramente una buena cantidad de los muchos problemas que debemos afrontar hoy en día no existirían y ello, porque en ese hogar aprenderíamos de los verdaderos valores de nuestras coexistencias.

El Texto de Textos nos revela en I de Pedro 3:7, “vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo”.

Aquí y ahora tenemos la oportunidad de decidirnos por valorar el aprendizaje que nos ofrecen nuestras…                                                COTIDIANIDADES…                                                                                    ¡nos trasformaremos!