Cada persona de alguna manera presupone que no contamina nada o en algunos casos hasta considera que lo hace en un mínimo porcentaje, justificándose a si misma y adicionalmente cree que quienes realmente contaminan son los demás, sin darnos cuenta que debido a esa doble moral, la suma de nuestras pequeñas impurezas, es la que esta acarreando entre algunas cosas que tengamos grandes problemas como el calentamiento global y otros tantos que disfrazados de temas ambientales nos están afectando la salud de todos. Lo que quiere decir que aunque suponemos que la decisión esta en manos de unos pocos gobernantes y lideres del mundo, no entendemos que no es del todo cierto, ya que todos tenemos que aportar para que esta situación cambie o de lo contrario aunque sigamos quejándonos individualmente simplemente estamos en peligro de extinción general y global.

Una perla de Confucio argumenta: “cuando veáis a un hombre sabio, pensad en igualar sus virtudes. Cuando veáis un hombre desprovisto de virtud, examinaos vosotros mismos”.

Cuentan que en sus cotidianidades algunos excursionistas disfrutan de los desiertos y beben un agua en grandes botellas para calmar la sed durante los recorridos, más lo importante es que ahora estas vienen en botellas con filtros incorporados que en algunos casos primero hay que soplarlas para degustar de esas exclusivas presentaciones completamente transparentes, es más, en otros casos esta agua muy especial desde su presentación con colores diversos, tiene diversos sabores y una mejor calidad que aquella que regularmente consumimos de los grifos, debido a que este liquido cuenta con menos cal y sobre todo con menos cloro.

Y es que cada vez se hace mas sofisticada pero a la vez más complejo el tema del agua potable en el mundo, tanto que ya los restaurante nos presentan cartas de agua, como una muestra que quizá en el futuro tendremos que pagar cifras elevadas para poder consumir agua y porque no, podría suceder, lo mismo con el aire puro que estamos contaminando todo en exceso.

El Texto de Textos nos revela en Juan 7:38, “el que cree en mí, como ha dicho la Escritura: “de lo más profundo de su ser brotarán ríos de agua viva”.

Aquí y ahora tenemos la oportunidad de decidirnos por valorar el aprendizaje que nos ofrecen nuestras…                                                    COTIDIANIDADES…                                                                                         ¡nos trasformaremos!