¿Renacemos?

El concepto de renacer en términos semánticos nos invita a recuperar a través de una cosa la vigencia o la importancia que había tenido algo en otro tiempo, pero buscando ello con mayor intensidad ya que esa trasformación tiene que ver con cobrar existencia o vida, lo que también puede incitarnos a comprender que estamos llamados a darle a cada instante la importancia que tiene y no a quitarle el aprecio que debe alcanzarse en esta vida en donde algunos seres prefieren darle precio a esta a través de las cosas que consideran de importancia. Cada mañana al abrir nuestros parpados debemos asumir ese presente como un gran regalo que nos otorga la Creación para disfrutar de todo y de todos entendiendo que hasta nuestras células se están renovando permanentemente para otorgarnos una nueva oportunidad de seguir coexistiendo.

Una perla del Talmud nos convoca: “quien no añade nada a sus conocimientos los disminuye”.

Cuentan que en una cotidianidad a la persona que llegaba a su oficina muy contento, saludando a todos y decidido a trabajar dando lo mejor de sí, le preguntaron a qué se debía su actitud, por lo que él dijo: – cada mañana renacemos, nos renovamos, por lo que ojala todos comprendiéramos que en las mañanas uno no se despierta sino que renace y que desde esa visión, todos entenderíamos como yo, que cada día se nos entrega una nueva oportunidad, un presente, un regalo, un aquí y un ahora, un nuevo día, una nueva posibilidad para disfrutar de la Creación.

Desafortunadamente nos cuesta comprender que no somos dueños de esta vida y que contrario a lo que pensamos se nos entrega a diario un presente, sí, un regalo para que disfrutemos de cada nuevo instante que se nos posibilita en esta vida el cual, podría ser el ultimo. Si así lo comprendiéramos seguramente desde la mañana aprovecharíamos cada segundo que se nos brinda.

El Texto de Textos nos revela en Mateo 25:30, “y al siervo inútil echadle en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes”.

Aquí y ahora, tenemos la oportunidad de decidirnos por valorar el aprendizaje que nos ofrecen nuestras…                                                          COTIDIANIDADES…                                                                                        ¡nos trasformaremos!