Y aunque el termino sabio en ocasiones se lleva a categorías bastante elevadas para la mayoría de las personas, esta demostrado que quienes lograr algunos saberes que incluso no se encuentran en ese gran volumen que denominamos como masa, nos son realmente tan sabios, ya que realmente solo son mas conocedores en ese tema, por lo que deberíamos reconocer es, que hay quienes cuentan con algunos dones, habilidades o conocimientos específicos que más bien se deben es colocar al servicio de todos, ya que esos múltiples saberes unidos son los que nos complementan y permiten nuestro bienestar general. De lo contrario estaremos desconociendo no solo nuestra ignorancia frente a muchos temas sino además aniquilando ese saber pues un conocimiento que no se comparte o no se le coloca al servicio de nuestra comunidad, no sirve de a mucho.

Una perla de Huxley nos induce: “¿cómo sabéis si la Tierra no es el infierno de otro planeta?”

Cuentan que en una cotidianidad la niña llegó llorando a su casa debido a que en su colegio varios de sus compañeros de salón se habían burlado de ella, debido a una pregunta aparentemente estúpida que había realizado y la cual el profesor no contestó, sino que más bien patrocino esa burla al acompañar con una mirada y leve sonrisa dicho acto. Por lo que la madre luego de escucharla y de intentar hacerle entender que aunque eso no estaba bien, también ella debía evitar que este tipo de cosas la afectaran, por lo que le recordó: – una debe preguntar lo que no sepa aunque pase por tonto unos minutos, pero el no preguntar, si lo hará posiblemente tonto durante toda tu existencia.

Desafortunadamente tenemos una tendencia de burlarnos de los demás por diferentes cosas y más, por aquello que nos parece obvio, frente a nuestros diversos conocimientos, sin comprender que ese tipo de cuestionamientos más que tontos, nos pueden ayudar a todos a reafirmar nuestros conocimientos o en el mejor de los casos, a contrastarlos y encontrar nuevos argumentos que probablemente antes de dichos cuestionamientos no teníamos.

El Texto de Textos nos revela en Filipenses 1:9, “y esto pido en oración, que vuestro amor abunde aun más y más en ciencia y en todo conocimiento, para que aprobéis lo mejor, a fin de que seáis sinceros e irreprensibles”.

Aquí y ahora, tenemos la oportunidad de decidirnos por valorar el aprendizaje que nos ofrecen nuestras…                                                    COTIDIANIDADES…                                                                                          ¡nos trasformaremos!