Nuestro presente es un regalo que debemos llenar de motivaciones y de todo aquello que nos retroalimente para vivir en armonía, por lo que no tiene razón de ser el traer a este presente una serie de hechos que si bien acontecieron en el pasado, simplemente nos deben servir como aportes para un mejor presente y para que ello no se repita logrando aprender así el valor del perdón, de la misericordia y del apoyo a quienes sabemos equivocados. La vida nos va enseñando que no debemos ni magnificar nuestros errores y menos prolongarlos, lo que quiere decir que si deseamos recordar algo para magnificar ese recuerdo e incluso potencializar los impulsos nerviosos que genera en nuestro ser, debemos hacerlo es para llenar nuestra memoria de las mejores imágenes que también hacen parte de nuestras mentes.

Una perla anónima nos reitera que, “el corazón debe ser ejercitado porque es un músculo y se atrofia”.

Cuentan que en una reunión familiar varios hermanos estaban denigrando de su infancia por lo que uno de ellos intentó que recordaran algunos momentos de felicidad que habían compartido juntos, siendo cuestionado agrestemente por otro: – como puedes recordar cosas buenas cuando nos pasaron tantas cosas malas y tuvimos una infancia tan triste. Por lo que el hermano más positivo les dijo: – no sufro de amnesia solo que prefiero intentar acordarme de las cosas buenas que retroalimentan mi vida.

Válida postura especialmente cuando nos damos cuenta que no podemos hacer nada para cambiar el pasado y por el contrario si para no seguir perpetuando ese tipo de imágenes que sólo sirven para hacernos más daño al perpetuar y hasta magnificar esos dolores que ya no deben estar presentes debido a que hacen parte del pasado y podemos mejor consolidar incluso gracias a ellos unas mejores relaciones.

El Texto de Textos nos revela en Lucas 11:9, “pedid y se os dará, buscad y hallareis, llamad y se abrirá”.

Aquí y ahora, tenemos la oportunidad de decidirnos por valorar el aprendizaje que nos ofrecen nuestras…

COTIDIANIDADES…

¡nos transformaremos!