El concepto de cotidianidades lleva implícita la visión de entendernos a través de un crecimiento que se da en el día a día, sabiendo que ese trasegar el de todos los días, es el que constituye lo que llamamos vida, lo que a su vez contiene una hermosa invitación que asumimos ya hace casi veintidós años y que tiene que ver con acompañar diariamente nuestras inter relaciones humanas y a través de ellas a un sin número indeterminado de personas que a bien leen y siguen esta labor que desarrollamos como un objetivo misional para cada día. Bajo esa mirada queremos iniciar este mes especial que marca nuestro onomástico 22 desde cuando se dio inicio a esta visión comunicacional, con una serie de actividades virtuales a través de las cuales anhelamos compartir con nuestros seguidores apartes de esta historia y algunos de nuestros logros.

Una perla cotidiana nos recuerda que “la vida se renueva con cada nuevo instante que el Creador nos otorga”.   

Cuentan que aprendiendo de las cotidianidades de David como ser humano y Rey hemos intentado ser mensajeros de vida en los últimos años produciendo y trasmitiendo una serie de mensajes de vida que aspiramos nos coloquen en koinonia o sea en comunión, en común, en comunidad, en comunicación tanto con nosotros mismos, nuestros próximos como con la misma Creación, lo que ha conllevado a 22 años de bellas satisfacciones y de crecimientos integrales y holísticos.

Celebremos unidos en este mes nuestras cotidianidades disfrutando de más y nuevos mensajes que nos presenta el Creador desde diversas formas y posibilidades en la búsqueda que le atendamos.

El Texto de Textos nos revela en el Salmo 19:1, “los cielos proclaman la gloria del Creador, y la expansión anuncia la obra de sus manos. Un día transmite el mensaje al otro día, y una noche a la otra noche revela sabiduría. No hay mensaje, no hay palabras; no se oye su voz”.

Aquí y ahora, tenemos la oportunidad de decidirnos por valorar el aprendizaje que nos ofrecen nuestras….

COTIDIANIDADES…

¡nos trasformaremos!