Los seres humanos regularmente en nuestras cotidianidades nos proponemos desafíos y desde esa lógica hemos querido invitar a una serie de amigos, músicos y seguidores a que nos acompañen con esta canción Inédita: Luz en la Ventana, de la colección musical Solo para Soñadores, interpretándola desde su propio estilo o gusto. Con esta motivación damos inicio al primer ejercicio de conmemoración de nuestro onomástico 22 y que se acompañará con algunas de nuestras casi cincuenta canciones Inéditas producidas en estos 22 años a través de las cuales hemos compartido estos mensajes de vida. Cada día durante esta semana complementaremos estos textos además con los videos que colgaremos en YouTube denotando además de la creatividad el deseos de aportar de todos estos amigos que aceptaron nuestro reto.

Una perla cotidiana nos invita a “encontrarle un mayor significado a nuestras vidas a través de todo aquello en lo que nos recreamos a diario”.

Cuentan que en sus cotidianidades Nehemías no solo se ocupo de reedificar las murallas destruidas de Jerusalén conforme a las profecías sino también a motivar las voluntades de quienes habían perdido la fe, por lo que desde dicha mirada queremos motivar a quienes no ven Luz en su Ventana para que abran sus parpados y se enfoquen en la Luz del Creador para guiar sus existencias hacia una nueva confianza. Sí con la seguridad que nuestra fidelidad a la palabra y nuestra perseverancia en los mandatos del Creador nos garantizará un nuevo modelo de vida.

Aceptemos el reto más que de interpretar una canción de: ver esa Luz del Creador tras nuestras ventanas, esas que no solo hacen parte de nuestros hogares sino que en ocasiones como nuestros parpados cerramos cegando a nuestra alma de la posibilidad de integrarse al Espíritu Santo.

El Texto de Textos nos revela en Nehemías 8:18, “y leyó Esdras en el libro de la ley del Creador cada día, desde el primer día hasta el último; e hicieron la fiesta solemne por siete días, y el octavo día fue de solemne asamblea, según el rito”.

Aquí y ahora, tenemos la oportunidad de decidirnos por valorar el aprendizaje que nos ofrecen nuestras…

COTIDIANIDADES…

¡nos trasformaremos!