Desde hace 22 años hemos venido presentando mensajes escritos, en audio, revestidos de música, en video e incluso a través de diversos talleres que hacen parte de esta web y que anhelamos que el público en general no solo deguste, sino que convierta en propósitos de vida. Como simples mensajeros de los mismos ya que presuponemos que el autor de todo es nuestro Creador y por ende dueño de los mismos, valoramos el sabernos usados por Él como instrumentos difusores de los mismos. Por ello es que esta semana hemos decidido promover un poco más esas casi treinta canciones de la Colección musical Solo para Soñadores y que hacen parte también de la productora y sello discográfico el Séptimo Sello y que bajo el nombre de Inéditas pretenden comunicar esos mensajes de vida.

Una perla cotidiana después de veintidós años de labores nos ha enseñado que “tantos errores, equivocaciones, desaciertos y hasta frustraciones solo han sido aportes para el sano crecimiento de nuestra semilla de vida”.

Cuentan que en sus cotidianidades Zacarías como profeta nos invita a escuchar todas las manifestaciones divinas que se nos hacen incluso a través de la naturaleza y en el día a día con el solo hecho de dejar que nuestros sentidos y todas sus percepciones se abren y atiendan lo que se nos expresa, en vez de seguir distraídos en una serie de ilusiones engañosas que aunque históricamente han predominado las visiones de nuestros ancestros ello solo nos denota la necesidad de un cambio.

Desde que se inicio este proyecto hemos decidido el pensar en positivo atendiendo los llamados de la Creación lo que implica la invitación para hacer una nueva lectura sobre lo que entendemos por equivocaciones, errores o hasta frustraciones, las cuales poco a poco entendemos solo deben servirnos de oportunidades de aprender de todo y del todo.

El Texto de Textos nos revela en Zacarías 7:12, “y endurecieron sus corazones como el diamante para no oír la ley ni las palabras que el Creador había enviado por su Espíritu, por medio de los antiguos profetas”.

Aquí y ahora, tenemos la oportunidad de decidirnos por valorar el aprendizaje que nos ofrecen nuestras …

COTIDIANIDADES…

¡nos trasformaremos!