Regularmente cuando hablamos de nutrición pensamos en productos alimenticios olvidándonos que nuestro ser se retroalimenta también de palabras, pensamientos, relaciones, en fin, de todo lo que nos rodea, lo que quiere decir que deberíamos tener mucho cuidado con todo aquello que entra a nuestro ser y se adhiere como parte de nosotros o de lo contrario algo de todo aquello que permitimos haga parte de nuestra vidas no solo puede generarnos algún daño, descompensarnos, sino además deteriorar la calidad de nuestras existencias. Quizá por ello los textos que regularmente publicamos y que hacen parte de nuestra colección editorial Solo para Soñadores buscan siempre que sus contenidos aporten en esta visión nutricional holística e integral.

Una perla cotidiana nos expresa que “si damos lo mejor de nosotros mismos siempre tendremos el gozo de sabernos creciendo”.

Cuentan que de las cotidianidades de Job podemos aprender que todo nos sirve para bien incluso lo que suponíamos como malo, innecesario o adverso, incluso que si entendemos todo como una oportunidad de crecimiento esa nueva perspectiva nos posibilita asumir que el Creador no prueba a nadie pero si, que todo dentro de este mundo cumple con un propósito un fin, al que deberíamos conscientemente aportar, lo que implica que aunque los sufrimientos son innecesarios esos pequeños dolores que cumplen el rol de llamados de atención nos llevarán siempre a confiar en ese plan divino que es eterno.

Durante esto 22 años hemos perseguido el ideal de dar de lo mejor de nosotros a través de cada una de las reflexiones cotidianas y sentimos que desde esa mirada como Job hemos mantenido la confianza en el Creador y por ende la esperanza que estos mensajes de vida aportan en la trasformación de quienes a bien así se lo proponen.

El Texto de Textos nos revela en Job 42:2, “yo conozco que todo lo puedes, y que no hay pensamiento que se esconda de ti”.

Aquí y ahora, tenemos la oportunidad de decidirnos por valorar el aprendizaje que nos ofrecen nuestras …

COTIDIANIDADES…

¡nos trasformaremos!