En este segundo Tomo o ruta nos lleva de nuestros Pensamientos (XI) a revisar muy bien Nuestros Pasos (XX)

Tengamos en cuenta que el libro se divide en cuatro grandes rutas entendiendo que una vez retornamos a nuestras sofocantes realidades laborales la lectura requiere de diversas pausas. Lo importante en todo caso es que en cada una de ellas la comunicación con nuestro Creador sea no solo constante sino más edificante.