Quizá al hacer el balance de este año muchas personas coincidan que aquellos propósitos que los motivaban a alcanzar las metas que se propusieron no se dieron pero si fue un año en donde al replantear esas metas y propósitos descubrimos que era mas importante el aprender a valorar la vida y todo lo que ella significa. Ha sido un año de cambios lo cual implica que debemos examinarnos y observar todo aquello que desde nuestro interior debemos cambiar nosotros para aportarle a los propósitos mundiales en los que antes parecía no percibirnos incluidos. Desde esa mirada cotidianidades quiere aportarte más.

Una perla cotidiana nos recuerda que “antes de querer cambiar el mundo, debemos empezar por hacer cambios en nosotros.

Cuentan que estas cotidianidades tras esos cambios de pensamientos se renueva, si otra vez, y es que después de veintitrés años de sufrir diversos cambios uno más demuestra nuestro anhelo de llegar a más seres humanos. Motivando a nuestros seguidores a que también hagan cambios, algunos mas continuos que otros, cambios que deben ser indelegables, inaplazables e incluso inevitables ya que estos hacen parte de nuestro diario devenir.

Cambios que hacen que ahora nuestra pagina sea mas simple pero a la vez más contundente. Cambios que esperamos aprueben y disfruten.

El texto de textos nos revela en II de Corintios 3:18, “seamos trasformados a su semejanza con más y más gloria por la acción del Señor que es el Espíritu.

Valoremos nuestras cotidianidades… ¡transformándonos!