El amor es un vinculo perfecto del que vamos aprendiendo a medida que nos amamos a nosotros mismos, a nuestros próximos y por lo tanto al Creador.

 

Una perla cotidiana nos expresa que, “el amor se paga con amor mientras que la traición con misericordia”.

 

Cuentan que cuando el adolescente se quejo por no tener novia su madre le dijo: – no busques el amor, ya que este vive dentro de ti, lo que se busca es alguien con quien valga la pena compartir ese amor que parte siempre de amarse a uno mismo.

 

El Texto de Textos nos revela enI de Corintios 16:14, “Hagan todo con amor”.

 

Valoremos más nuestras COTIDIANIDADES… ¡Transformándonos!