Se habla de paciencia como un valor para buscar que nuestra paz interior se multiplique en todos los espacios en los cuales coexistimos.

Una perla cotidiana nos dice que, “soñar es importante, pero lo ideal es despertar para hacer realidad esos sueños”.

Cuentan que cuando el terapeuta observo a su paciente con dolor de espalda y cadera le dijo: – siento que te duele tu ser por miedo a los cambios y especialmente la espalda porque te has llenado de sobrecargas.

El Texto de Textos nos revela en Mateo 28:20, “enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado”.

Valoremos nuestras COTIDIANIDADES… ¡Transformándonos!