Tenemos la capacidad de crear de recrearnos en lo creado, de procrear, de creer, y por lo tanto de construir nuestra propia realidad con ese don extraordinario que partiendo de nuestras expresiones le da un sentido y no otro a nuestras existencias.

Y de ello si que sabe el escultor Omar Santamaría quien nos enseña a través de su obra como aquello en lo que algunos ven chatarra él es capaz de encontrar verdaderas piezas de arte

Bien lo dice una perla cotidiana al respecto: “el arte es la única tarea suprema y actividad metafísica en esta vida”.

Arte que expresa en su plenitud el maestro Santamaría quien de forma magistral y gracias a su creatividad nos recuerda a todos que podemos construir con todo lo que existe a nuestro alrededor un mundo mejor en donde hasta lo que percibamos como inservible, inútil o como desecho nos denote que puede cumplir con otro fin.

El Texto de Textos nos revela en Isaías 64:8, “tenemos un padre celestial que nosotros somos barro por lo que el como nuestro alfarero nos creo con sus propias manos”.

Valoremos nuestras COTIDIANIDADES… ¡Transformándonos!