El Texto de Textos nos revela en Esther 9:30, “Y fueron enviadas cartas a todos los judíos, a las ciento veintisiete provincias del rey Asuero, con palabras de paz y de verdad, 31 para confirmar estos días de Purim en sus tiempos señalados, según les había ordenado Mardoqueo el judío y la reina Ester, y según ellos habían tomado sobre sí y sobre su descendencia, para conmemorar el fin de los ayunos y de su clamor. 32 Y el mandamiento de Ester confirmó estas celebraciones acerca de Purim, y esto fue registrado en un libro”.

Hay quienes afirman que más que ayunar dsebemos ayudar incluso basados para ello en que la palabra hebrea Purim, פּוּרִים significa ayuda, lo cual se observa en la fiesta judía que conmemora la liberación del pueblo judío del antiguo Imperio Persa donde se había formado un complot para destruirlos. Celebracion que inicia con el Ayuno de Ester, Taanit Ester, que se celebra el 13 de Adar y que durante tres días invita a quienes tienen estas creencias a que recuerden como gracias a la oración y la confianza el Creador nos salva y guia.

Una lectura de dicho texto nos deja muchas enseñanza no solo para llenarnos de confianza y paz sino para comprender que en ocasiones nuestras aflicciones se convertiran en alegría gracias a que le creemos convirtiendo nuestros días en fechas alegres en donde debemos compartir el regalo de sabernos vivos. Lo cual quienes celebran el Purim expresan con obsequios a los más necesitados. Y aunque son costumbres de un pueblo la mayoria de estas tiene que ver con una invitacion permanente del Creador para todos sus hijos y la cual tiene que ver con ayudarnos.

En el fondo, la vida nos invita al intercambio de diversos regalos recíprocos que alimenten y alienten nuestras existencias y que mirados desde la logica cotidiana tienen que ver con dar de lo mejor de nosotros en pro del bienestar general. Por ello quienes tienen la hermosa costumbre de compartir manot mishloaj o todo lo que se hace en esta festividad Hebrea nos reiteran la importancia de referscarnos con la palabra del Creador a diario, la misma que encontraron los patriarcas y que los lleva a recitar la lectura de la Meguilá o del Rollo de Ester para no perder de vista que ayudandonos nos liberamos de la esclavitud del pecado.

En algunas latitudes se celebra esta fecha con el uso de máscaras y disfraces pero mas alla de la postura que asumamos frente a este recordatorio es de suma importancia que si queremos dedicarle nuestras vidas y dones al Creador, como Esther entendamos que el ayuno es una ayuda para nuestros proximos aun colocando nuestra propia vida en riesgo. Ayuda que no es dar de lo que nos sobra sino de lo mejor que tenemos ya que recibimos gratuitamente del Creador unos dones para colocarlos al servicio de todos.

 

Bien nioe expresó Jesucristo en sus diferentes parabolas muchas de ellas tomadas incluso de los profetas del Texto de Texto que como Isaias recuerdan que el ayuno no es cuestión de posturas físicas o de una manifestación exterior de lamento sino una intencion del corazón en donde debemos colocarnos prestar a escuchar al creador y a servirle en sus propositos, muchos de los cuales se traducen en amarnos como Él nos ama.

 

El Texto de Textos nos revela en Mateo 6:17, “Pero tú, cuando ayunes, perfúmate la cabeza y lávate la cara para que no sea evidente ante los demás que estás ayunando, sino sólo ante tu Padre, que está en lo secreto; y tu Padre, que ve lo que se hace en secreto, te recompensará”.

Oremos y ayunemos para que nos motivemos a ayudar y servir más.