Regularmente no atendemos a la mayoría de pensamientos inconscientes que deambulan en nuestras mentes, sin darnos cuenta que ellos conforman y hasta confrontan nuestras realidades.

Una perla cotidiana asegura que “los problemas nos recuerdan algo que ya sabíamos, pero a lo cual no le dábamos suficiente importancia”.

Cuentan que cuando el padre observó cómo su hija se auto flagelaba con el mismo problema le dijo: – nuestro peor enemigo esta en la mente, ya que es allí donde se esconden todas nuestras debilidades.

El Texto de Textos nos revela en Colosenses 3:2, “concentren su atención en las cosas de arriba no en las de la tierra”.

Valoremos nuestras COTIDIANIDADES… ¡Transformándonos!