No es tan sencillo el entender el amor como un fluir; un vinculo perfecto que nos aporta para relacionarnos fraternalmente con nosotros y con los otros.

Una perla cotidiana nos reitera que, “un día iluminado depende más de nuestra actitud que de la luz del sol”.

Cuentan que cuando le preguntaron a la abuela al respecto del amor, expresó: – Amar a alguien cuando su luz brilla es fácil, el reto es que ese amor ilumine a ese ser en sus momentos más oscuros.

El Texto de Textos nos revela en I de Corintios 16:14, “hagan todo con amor”.

Valoremos nuestras COTIDIANIDADES… ¡Transformándonos!