El pasado ya paso y no debería pesar, sino más bien nos debe llevar a pensar en el presente con el cual consolidamos lo que pasará.

Una perla cotidiana nos sugiere que “no podemos hacer nada por lo que ya pasó, pero si podemos hacer mucho para cambiar lo que viene”.

Cuentan que en el día a día pensamos demasiado en lo que ya pasó o en lo que pasará cuando deberíamos enfocarnos más es en lo que esta pasando.

El Texto de Textos nos revela en Job 8:9, “porque nosotros somos de ayer y nada sabemos, pues nuestros días sobre la tierra son como una sombra”.

Valoremos nuestras COTIDIANIDADES… ¡Transformándonos!