Día 19 de la Cuenta del Omer

El Texto de Textos nos revela en Levítico 20:26, “Sean ustedes santos, porque yo, el Señor, soy santo, y los he distinguido entre las demás naciones, para que sean míos”.

Como seres humanos que caminamos erguidos, la caída es una opción viable, como también lo es el levantarnos y seguir, sin embargo en ocasiones y frente a algunas situaciones complejas parece preferimos quedarnos tendidos incluso rindiendo culto a aquello que nos venció. Cuando la misma vida nos demuestra que solo debemos estar en el suelo y de rodillas para adorar a nuestro Creador quien nos da fuerzas a diario para levantarnos y recomenzar.

El concepto de Israel ישׂראל, Yisra’el o Yiśrā’ēl, más allá de la visión de aquel que lucha con el Creador dado por el patriarca Jacob cuando lucho con el ángel, quizá nos invita a nosotros los creyentes a no desfallecer, por ello de alguna manera la celebración que se realiza el día 19 de la Cuenta del Omer y que se conoce como Yom Hazikarón o Día del Recuerdo de los Caídos en los Conflictos por Israel y a la vez de las Víctimas de Actividades Terroristas que se celebra el día 4 de Iyar del calendario hebreo, y precede a la conmemoración del Día de la Independencia de Israel o Yom Ha’atzmaut, nos puede reconfirmar a los no creyentes de la importancia de la Fe para mantenernos firmes.

El pueblo de Israel recuerda en este día a los soldados que dieron su vida para el establecimiento y preservación del Estado de Israel, principalmente aquellos en las Fuerzas de Defensa de Israel, todos ellos muertos debido al conflicto árabe-israelí, incluyendo a las víctimas del terrorismo, por ello el día incluye muchas ceremonias en memoria a los fallecidos, estando presentes los veteranos de los conflictos pasados.

Muy a las 20 horas de la víspera del 4 de Iyar suena una sirena de un minuto que es escuchada en todo el país y los israelíes se ponen de pie y guardan silencio en respeto y memoria. Luego a las once de la mañana suena otra sirena de dos minutos la cual marca la apertura oficial de las ceremonias en memoria a los caídos; éstas se efectúan principalmente en todos los cementerios del país donde se encuentran soldados enterrados, así como civiles víctimas de los atentados terroristas.

El día termina con una Ceremonia de Cierre del Día del Recuerdo, también a las 20 horas en el Monte Herzl, en la ciudad de Jerusalén, donde las banderas quedan a media asta, hasta poco después, cuando las festejos de Yom Ha’atzmaut son iniciados. Bella enseñanza que nos debe servir a diario para honrar a todos esos antepasados que han preservado nuestra fe y que con sus ejemplos de vida nos han llamado a seguir nuestros días firmes gracias a la guía de la Palabra de nuestro Creador.

El Texto de Textos nos revela en I de Pedro 1:15, “Más bien, sean ustedes santos en todo lo que hagan, como también es santo quien los llamó; pues está escrito: Sean santos, porque yo soy santo”.

Oremos para no desfallecer como nos lo enseñaron cientos de santos.