Todos tenemos la capacidad de dar más sin embargo hay quienes prefieren esforzarse menos sin darse cuenta que ello, solo les aminora.

Una perla cotidiana nos dice que “para llevarnos bien no necesitamos las mismas ideas como sí del mismo respeto”.

Cuentan que una sonrisa en el rostro no significa siempre ausencia de problemas más si una habilidad de ser feliz por encima de las circunstancias.

El Texto de Textos nos revela en I de crónicas 22:13, “esfuérzate pues, y cobra ánimo; no temas, ni desmayes”.

Valoremos nuestras COTIDIANIDADES… ¡Transformándonos!