El concepto de apreciar algo nos invita a comprender que debemos valorar todo lo que la vida nos ofrece y a todas las personas con las cuales coexistimos.

Una perla cotidiana nos dice que “saber lo que es equitativo y no hacerlo es el mayor acto de cobardía”.

Cuentan que algunos seres humanos deben perder algo para valorarlo lo que quizá ratifica que esa es la mejor forma de aprender a apreciar lo que no tiene precio.

El Texto de Textos nos revela en Isaías 40:23, “Él convierte en nada a los poderosos, y a los que gobiernan la tierra hace como cosa vana”.

Valoremos nuestras COTIDIANIDADES… ¡Transformándonos!