Con estas líneas aspiramos que cada lector reflexione al respecto de sus ContraSentidos, y con esa mirada hacernos conscientes como grupo social,  que hemos vivido cual sonámbulos, en otra realidad, siendo necesario despertar a la vida, para así dejar de quejarnos por todo y mas bien darle un gracias al Creador por otorgarnos la vida, don inmerecido que podemos reconocer si nos proponemos el hacer un rápido listado de todas las cosas que significan estar aquí y ahora en este orbe y por las cuales no hemos tenido que hacer ni el más mínimo esfuerzo. Incluso que bello que reconociéramos que en medio de todo lo que denominamos como dificultades la vida esta plagada de millones de oportunidades que pasan desapercibidas y simplemente no caemos en cuenta de ellas por estar distraídos en una serie de fantasías e ilusiones egocéntricas que disfrazadas de placeres no nos permiten atender cada segundo de esta milagrosa coexistencia.

Desde nuestra actual visión de vida aspiramos que cada lector de ContraSentidos asuma conscientemente el sentirse parte de este maravilloso universo y se permita valorar cada interacción e inter relación, incluso, aquellas que en ocasiones descalificamos por no entender que básicamente todo nos cualifica y aporta. Con estos párrafos anhelamos que el sentido trascendente nos llame a aprender más y a decidir mejor para no seguir vislumbrando algunas circunstancias cual nubes grises que se posan en el cielo de nuestras expectativas y mas bien, nos dejemos tocar por los rayos amorosos de luz que el Creador nos proyecta a cada instante y que incluso en las noches más oscuras y solitarias nos denotan que hay nuevas y mejores razones para vivenciar al todo y a todos.

Gracias por leer este texto y por compartirlo con familiares y amigos y más por hacer parte de nuestras cotidianidades.com