Las emociones son indicadores que nos dicen si estamos logrando coordinar las diversas interacciones que se dan alrededor de nuestro ser.

Una perla cotidiana nos dice que “la ansiedad, es la mente yendo mas de prisa que la vida, obviando que cada día tiene sus tareas”.

Cuentan que el psicólogo recomendaba que: las emociones fluyeran encausadas para dejar de hacer lo que sentimos y elegir más bien el qué hacer con lo que estamos sintiendo.

El Texto de Textos nos revela en Santiago 1:19, “Todos deben estar listos para escuchar, y ser lentos para hablar y para enojarse”.

Valoremos nuestras COTIDIANIDADES… ¡Transformándonos!