El concepto de madre nos induce al de matriz, al de origen, al de vida, de allí que ese don otorgado a las mujeres es lo más preciado que el Creador dio a ser alguno.

Una perla cotidiana nos reitera que “nuestros hijos son la historia más bonita que el Creador ha escrito en nuestras vidas”.

Cuentan que una madre es la única persona que te acoge nueve meses en su vientre, tres años en sus brazos y toda su vida en su corazón.

El Texto de Textos nos revela en Proverbios 31:10, “Mujer hacendosa, ¿quién la hallará? Su valor supera en mucho al de las joyas”.

Valoremos nuestras COTIDIANIDADES… ¡Transformándonos!