Mi kabbala- Sivan 27 – miércoles 3 de Julio del 2024.

¿Confusiones?

El Texto de Textos nos revela en Génesis 5:1, “Este es el libro de las generaciones de Adán. El día que Dios creó al hombre, a semejanza de Dios lo hizo”.

Todo parece indicar que desde la confusión de nuestras lenguas perdimos aún más la posibilidad de conectarnos con el Creador y su sapiencia, probablemente por ello algunos Judíos ortodoxos consideran como uno de sus peores momentos cuando se tradujo su Torá a otros idiomas. Mirada que es razonable si nos percatamos que las diferentes letras y Palabras originales contienen esa Luz divina que nos reorienta con sus manifestaciones y preceptos para recordarnos que como polvo para algunos de la Tierra Santa, Jerusalén, debemos proteger nuestro Templo sagrado, cuerpo, el cual los creyentes debemos relacionar con la dimensión Maljut מלכות deseo, de las Sefirot.  

La Biblia nos dice que el Creador insufló en nuestras narices el aliento de la vida, el alma sagrada que se extiende de esta vida hacia arriba, nivel Bina del Árbol de la Vida o Sefirot por lo que según dichos estudiosos del hebreo original fuimos mezclados con Nefesh,  נָ֫פֶשׁ, santidad, de la Jaya superior, lo que traducido a nuestro limitado lenguaje e interpretaciones finitas, implica que nuestras almas, llamadas Nefashot, reciben su iluminación del mismo Espíritu del Creador al que desafortunadamente no atendemos por lo que cuerpo, mente y alma viven en completa desconexión y por lo tanto en caos.

Desde esa mirada nuestra alma permanece impura,  טָמֵא, tame, y aunque tenemos todo un ciclo de vida para lograr voluntariamente el reconectarnos con nosotros y luego el Espíritu del Creador parece que solo nos percataremos realmente de ello rumbo a nuestra última morada. Dia final en que entenderemos el verdadero significado del pacto sagrado y todos los preceptos y mandatos con los que nos intenta recrear Él a diario pero que desatendemos por estar distraídos en juegos de niños terrenales que vislumbramos como prioridades.

Pero para poder comprender mejor ello debemos revisar conceptos como suelo, Bina, tierra de Edom que se cree pisaron Adam y Eva, creados desde Maljutque estaba mitigada en Bina, בינה, entendimiento perspectiva que le da a nuestros imaginarios luces para reinterpretar palabras hebreas como Yatzar, יָצַר, compuestaspor dos letras Yods, lo cual nos indica que el hombre terrenal fue creado con dos inclinaciones, una hacia el bien y la otra hacia el mal, siendo el agua una parte de esa estructura bondadosa y el fuego la otra.

Balam, בִּלְעָם, como muchos otros seres confundidos, בֹּ֫שֶׁת, boshet, nos llaman a que al releer la Biblia no interpretamos Sus mensajes conforme a nuestras expectativas sino que podamos encontrar esos destellos que ella contiene y que en ocasiones obviamos al no conocer ese Hebreo original, distrayéndonos en traducciones egocéntricas, siendo necesario trasformar esa visión hacia el amor celestial solicitando la necesaria guía del Espíritu Santo quien gracias a nuestras continuas oraciones nos acompaña para posibilitarnos comprender mejor estos y otros preceptos y así con dichas nuevas razones mejoradas nos entreguemos más y más a buscar la iluminación del Creador.

El Texto de Textos nos revela en Hechos 17:26, “y de una sangre ha hecho todo el linaje de los hombres, para que habiten sobre toda la faz de la tierra; y les ha prefijado el orden de los tiempos, y los límites de su habitación; 27 para que busquen al Creador, si en alguna manera, palpando, puedan hallarle, aunque ciertamente no está lejos de cada uno de nosotros”.

Oremos para que cada relectura de la Biblia ilumine a diario nuestras vidas.

Mi kabbala- Sivan 27 – miércoles 3 de Julio del 2024.
Scroll hacia arriba